Prisión preventiva oficiosa en los casos de abuso o violencia sexual contra menores, Saldaña.

El Senado aprobó modificar el artículo 19 de la Constitución para ampliar el catálogo de delitos a los cuales el Ministerio Público podrá solicitar prisión preventiva oficiosa cuando otras medidas cautelares no garanticen la presencia del imputado en el juicio. Se incluyó abuso o violencia sexual contra menores, uso de programas sociales con fines electorales, delitos en materia de desaparición forzada de personas y desaparición cometida por particulares entre otros; informó la legisladora Guadalupe Saldaña Cisneros al tiempo de resaltar el trabajo de análisis conjunto por parte de las comisiones dictaminadoras de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos, en las cuales convergen diversos grupos parlamentarios que aprobaron en votación nominal con 91 votos a favor.

La Senadora por Baja California Sur Lupita Saldaña, explicó que el problema es muy grande ante la impunidad que se vive y la falta de solidez de los expedientes presentados por los agentes del ministerio público al momento de solicitar el acto de vinculación a proceso frente al juez y sustentar la acusación. Aseguró que esta reforma dará certeza para que las y los imputados permanezcan bajo la custodia del sistema de justicia penal, asegurando a las víctimas el buen manejo de la investigación. Agregó que la reforma se deberá acompañar de capacitación a los Ministerios y Defensores Públicos.

El Grupo Parlamentario del PAN reconoció que la prisión preventiva como medida cautelar es un tema polémico en materia de derechos humanos, pues hay quienes lo consideran violatorio de la presunción de inocencia y la libertad personal. Sin embargo, resaltaron la grave situación de inseguridad que se registra en el país donde los índices de delincuencia se han incrementado y la propuesta a la reforma constitucional del artículo 19 incluyó una evaluación a los cinco años para determinar su continuidad.

«La reforma al artículo 19 amplía el catálogo de delitos para los cuales se podrá solicitar prisión preventiva oficiosa entre los que se consideró justo el abuso o la violencia sexual contra menores. Cuando revisamos las cifras que proporciona la UNICEF sobre el tipo de abusadores sexuales de menores y se observa que el 88.5% son personas conocidas de los niños y niñas y peor aún que el 50% son familiares cercanos, tíos, tías, primos, primas, padrastros, hermanas y hermanos; debemos reconocer el enorme desafío que tienen delante las instituciones para que esas denuncias lleguen a los ministerios públicos y después para que puedan proceder. Ante esta realidad, las Comisiones Dictaminadoras argumentamos que es necesario equiparar la violación con cualquier tipo de abuso o violencia sexual ejercida contra un menor», sentenció la Senadora Guadalupe Saldaña Cisneros.