Lo que usted no sabe acerca de las enfermedades reumáticas

Las enfermedades reumáticas no son solo “molestias y dolor”, y no son parte normal del envejecimiento.

Afectan  a adultos de todas las edades, por lo general durante la etapa más activa de las personas y pueden cambiar la vida e inclusive ponerla en riesgo.  Estas enfermedades también afectan a los niños con la misma intensidad que a un adulto.

Los padecimientos reumáticos son enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes atacan el sistema de defensa de la persona, haciendo que este produzca anticuerpos que atacan las células y tejido sanos.

En el caso de las enfermedades reumáticas, el sistema inmune ataca las articulaciones, músculos, huesos y órganos, causando dolor, inflamación, discapacidad y en casos severos inclusive la muerte.

Existen más de 100 enfermedades reumáticas.  Dentro de las más comunes se encuentran: Artritis Reumatoide, Lupus, Gota, Esclerodermia, Artritis Idiopática Juvenil, Síndrome de Sjögren, Espondiloartritis, Polimialgia Reumática y Vasculitis Sistémica.

Las enfermedades reumáticas pueden afectar ciertos órganos de manera especifica, por ejemplo:

Corazón: el reumatólogo ha descubierto que la inflamación crónica asociada con muchas enfermedades reumáticas aumenta el riesgo de un padecimiento cardiovascular. Por ejemplo: las personas con artritis reumatoide tienen el doble de posibilidad de tener una enfermedad reumática que cualquier otra persona.  Adicionalmente, tener lupus incrementa  el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular y sufrir de infartos.  Cerca del 40% de las personas con lupus desarrollan de manera prematura arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias). También existe un incremento de padecer falla cardíaca.

Ojos: los ojos pueden estar secos, irritados e inflamados con el Síndrome de Sjögren.  Pueden existir otras complicaciones más severas en la artritis idiopática juvenil y la arteritis de células gigantes, estas dos enfermedades pueden producir decremento o perdida completa de la visión.

Pulmones: Una de cada 10 personas con artritis reumatoide desarrolla complicaciones y daño en el tejido pulmonar.  Las personas con Esclerodermia tienen mayor riesgo para enfermedad pulmonar e inclusive fibrosis pulmonar, lo cual puede llevar a dificultad para respirar la cual puede comprometer la vida.

Sistema Nervioso: La deformidad y daño a las articulaciones en la artritis reumatoide puede generar compresión nerviosa. Muchas enfermedades reumáticas pueden causar otras formas de neuropatía o daño a las fibras nerviosas, inclusive los eventos isquémicos cerebrales son mas frecuentes en personas que padecen de lupus, artritis reumatoide y arteritis de células gigantes.

Sangre: Anemia es una alteración bastante común de muchas enfermedades reumáticas como el lupus, artritis reumatoide y vasculitis.

Sistema Vascular: la afección más común es el fenómeno de Raynaud que puede ser causado por la esclerodermia, artritis reumatoide y lupus. Este fenómeno consiste en un espasmo inducido por frío en los vasos sanguíneos de los dedos, el cual puede provocar dolor, ulceraciones y gangrena.

Piel: La artritis psoriasica es un tipo particular de enfermedad reumática que ocurre en las personas que tiene psoriasis, la cual es una enfermedad de la piel.  Otras enfermedades reumáticas afectan la piel, por ejemplo poniéndola dura como cartón como en la esclerodermia.

De manera adicional las enfermedades reumáticas pueden contribuir a:

-Infecciones como neumonía.

-Diabetes Mellitus.

-Falla Cardíaca.

-Falla renal y hemodiálisis.

-Osteoporosis.

-Riesgo de padecer cáncer: Linfoma.

Este tipo de enfermedades complejas y debilitantes requieren un especialista altamente entrenado y con experiencia.

Dentro de todos lo especialistas, el reumatólogo esta equipado con las herramientas necesarias para detectar y tratar estas enfermedades, cambiando el pronostico y calidad de vida de sus pacientes.