EL REY ARTURO SIN ASESORES

4312

ARGUCIAS CHOYERAS Por Cristina Medina

“Negar a las personas sus derechos humanos es cuestionar su propia humanidad”.

Nelson Mandela

La historia que empezara en Los Cabos hace ocho meses, aquella donde la sed de venganza imperaba, ha dado un giro de 360 grados. Tomar decisiones sin contar con la asesoría adecuada, peor aún, con las vísceras, puede generar consecuencias graves y hoy lo estamos viviendo.

Como la canción aquella de Amanda Miguel que decía “…mi rey era un monstruo de piedra, con el corazón, de piedra…” tal cual ha sido la manera de gobernar del “Rey Arturo”, completamente desconsiderado no solo con su equipo, sino con la base trabajadora. Pensar que tuviera “miramientos” con quienes no participaron en su campaña, era igual que soñar volar como ave hacia la luna, es decir, si a sus allegados los trata mal, ¿qué puede esperar el resto?.

Y pues el Rey mal asesorado y tratando de cumplir las órdenes del sector empresarial (no olvidemos la firma aquella de “Vamos por Diez”) en el sentido de bajar la nómina, se dio a la tarea de proceder sin analizar consecuencias.

Para empezar su sed de venganza era tal, que se “llevó al baile” a la líder del Sindicato de Burócratas, pues por una parte la consigna fue quitar las bases que entregara el Alcalde saliente a toda costa y la líder, Teresa Verduzco hizo “oídos sordos” ante hechos violatorios de los derechos humanos de aquellas y aquellos trabajadores que incluso votaron para que llegar a ser la líder.

Y no solo fue a la dirigencia del Sindicato, el Rey en su sed de venganza logró “convencer” al Cabildo para que votaran a favor de quitar las bases, algo fuera por completo de sus facultades. Pero como todo, el sentido de supervivencia y las ganas de luchar por sus derechos, llevó a varias de las y los trabajadores a enfrentarse a quien parecía un “Goliat”.

De acuerdo a lo expresado por el Licenciado Arturo Rubio, quien promovió los amparos de más de 80 trabajadores, el “Cabildo se equivocó al tomar una decisión que repercutió en el respeto a los derechos fundamentales de un grupo de trabajadores, al tomar un determinación que rebasaba los límites de sus facultades, este criterio fue aceptado por la justicia federal y otorgó el amparo para efecto de que estas personas siguieran gozando de los beneficios laborales que les habían sido otorgados”.

Señaló el Abogado que el Ayuntamiento a través de algunos de sus funcionarios quisieron literalmente “pasarse de listos” y trataron de burlar la suspensión otorgada por el juez federal y realizaron una serie de procedimientos legales para despedir a quienes gozaban de la figura de amparo; y los intentaron correr, “ese acto de despedirlos resultó violatorio de la suspensión otorgada por el juez federal y técnicamente se constituye en un delito”.

Agregó que pese a ello el mismo juez federal tiene facultades para antes de destituir a los funcionarios e inhabilitarlos por violar una suspensión de un amparo, les da la oportunidad de que rectifiquen el acto para lo que se otorgó 24 horas (vencidas 24 de mayo al mediodía) para que dieran reversa en su acto ilegal, ante lo cual debieron ser restituidos.

Lo que no debe pasar nunca más en la historia de Baja California Sur, es precisamente la toma de decisiones sin analizar consecuencias, sin determinar si los derechos humanos están siendo violentados.

Tampoco podemos estar las y los ciudadanos a expensas de funcionarias y funcionarios que lleguen a “inventar” o querer ejercer su responsabilidad sin tener la preparación o capacidad, porque estaríamos en rumbo constante hacia más errores como el ocurrido en Los Cabos; y no solo eso, sino que de esas malas decisiones (como es el caso) las afectaciones repercutirían incluso en lo que las y los ciudadanos aportan  (vía pago de impuestos, derechos). Este tema significará una erogación para el Ayuntamiento; a todas luces queda en “penumbra” aquello de reducir la nómina, porque al menos con ellos, la situación no será así.

El desacato, deberá ser tomado como tal y debería ser también visto por las y los Diputados locales como una oportunidad, tal cual lo externara el Abogado Rubio: es la oportunidad de generar un cambio radical en el servicio del ejercicio público. De ahí la importancia de “cabildear” un juicio político en contra del actual Ayuntamiento de Los Cabos.

El reconocimiento total hacia las y los trabajadores, a continuación los nombres de quienes nuevamente regresan a sus respectivos empleos:

Robles Sahagún Selene

Acosta Castro Ángel Alejandro

Uzcanga González Iban Fabricio

Avilés González Paulo Andrés

Castillo Sandoval Jesús Guadalupe

Segundó Cárdenas Pedro Fidencio

Cisneros García Daniel

Sandoval Montaño Inés

Cita Higuera Francisco Javier

Dunton Martínez Rolando

Fiol González Reina Gabriela

González Mayoral Nubia Concepción

González Salas Cecilia Guadalupe

Hernández Zúñiga Hilda Teresita

Leyva Lara Leonel

Lucero Navarro Luis Felipe

Márquez Manríquez Raquel

Márquez Ojeda José María

Marrón Castro Rosario Liliana

Marrón Ojeda Alejandro Florencio

Martínez Rodríguez Elizabeth

Mejía Bañuelos Mariano

Mendoza Marrufo Florentino

Montoya Terrazas Gabriela

Ruíz Imuta Rafael

Rodríguez Lara Karen

Rosas Cañedo Alejandro

Núñez Rosas Noé

Murillo Villalpando Dora Alicia

Eva María Olmos Botello

Blanca Paz Sánchez

Luis Fernando Márquez

Alma Cervón

Martina Castro

Julio Cesar Burgoin Amezquita