Cada vez peor, Los Ejidos Asusta la otra cara de la moneda

170

Miguel Amador Arce, vocero y Presidente del Comisariado Ejidal de Las Cuevas, señaló que es un error ver los problemas de ejido por ejido porque así la sociedad y el gobierno no alcanzan a entender, ni el tamaño, ni la complejidad de su problema. El ejido Las Cuevas tiene dos centros de salud que no funcionan, pasa por ahí la fibra óptica y no tienen teléfono, tenían títulos de PROCEDE y se los hicieron nulos, tienen dos basureros clandestinos del municipio de Los Cabos y no hay poder humano que les vaya a sacar el cochinero, pregúntele a Héctor Palacios, el “comedulces”.

Amador Arce explicó, angustiado y enojado, que a él le duele lo que pasa en su ejido pero que ve también con mucha tristeza lo que sufren los compañeros de San Vicente de la Sierra con sus caminos vecinales y que mientras a ellos les negaron un pozo a la Sra. Cristiana Walton le dan 15 para sus minas, que la Procuraduría Agraria con COPECOSE conoce  sus problemas, pero están muy lejos, en La Paz, para estar yendo a reclamar como el caso de los materiales pétreos en Migriño.

Jesús Manuel Agúndez, Presidente Comisariado del Ejido San Vicente de la Sierra, dijo que tal vez ellos son los más pobres, ya que son 22 ejidatarios en 12 ranchos y nos les toca ni a 100 hectáreas por cabeza, llenas de piedras, de alacranes y culebras. Nuestro ejido es ya casi de puros viejitos, de puros adultos mayores, no llega la electricidad, ni el agua, ni el teléfono, mucho menos un médico o la policía y demandó tomar decisiones más fuertes pues, es una vergüenza que junto al glamour no tengamos nada.

Leopoldo Ojeda Castro, presidente del Comisariado Ejidal de La Ribera, dijo que en el centro de salud no hay ni médico ni enfermera en toda la noche y cada rato padecen casos dramáticos de tener que estar pidiendo a los vecinos que ayuden a sacar una enferma urgente a media noche o en la madrugada para tratar de que llegue con vida a San José del Cabo.

Son tantos los problemas que viven nuestros ejidos y nada más vemos a los políticos bonitos y brillosos, pero cuando andan en campaña, nunca jamás fajándose con nosotros, ni siquiera para levantar una sandía o cortar un mango, los coyotes de dos patas nos asedian y acosan. Los Cabeños importados tienen que entender, si de veras son universitarios y estudiados, que no somos seres humanos de segunda ni mexicanos de segunda, aunque nos vean humildes y polvosos porque vivimos de la tierra y en ella trabajamos.

Todos nuestros asuntos los mandan al archivo expiatorio, como le dicen los compañeros.

Trinidad Gastélum Agúndez  del Ejido La Ribera, pidió que se fije un ultimátum para el día 28 de noviembre, una vez que pase el informe del Alcalde para que no parezca que estamos haciéndole mala obra. Los problemas ejidales son de hambre, de desempleo, de abandono, de inseguridad, de explotación, de engaños y de falta de escuelas y maestros, ya hasta los pocos animalitos que teníamos se los andan robando por todos los ejidos y la policía sabe muy bien quiénes son.

Víctor Ramírez Castillo, de Ranchería La Trinidad, dijo que no tiene caso estar repite y repite los problemas si a los que tienen casas con alberca y con  casetas de seguridad no les importa un comino. Hay andan los políticos con sus camionetotas ostentosas y a nuestros ejidos no llegan las maquinarias por falta de cuchillas y es desesperante que en ejidos como La Ribera falte el puente que desde hace 60 años están esperando.

Por último,  Pascual Álvarez Martínez, Presidente del Comisariado de La Candelaria, explicó que están listos para terminar el pliego de emergencia ejidal que llevarán a México y a Estados Unidos el día 3 de enero una vez que lo firmen todos los presidentes de comisariado ejidal que quieran hacerlo. Dijo que los ejidos Las Casitas, Miraflores, Santa Cruz, Santiago, Agua Caliente, Caduaño, el Ranchito y Melitón Alvañez están  totalmente sensibilizados de la problemática.

Nosotros no vamos andar con amenazas ni con violencia, pero sí le vamos a llevar un escrito al Presidente de la República y a los embajadores de los países amigos para que vean la dramática situación que se vive en Los Cabos. Ha llegado la hora de que conozcan la otra cara de la moneda. Ha llegado la hora de que conozcan el lado oscuro de Los Cabos para que entiendan y atiendan la situación, no nada más de los ejidatarios, de los rancheros y de los desesperados, sino también la realidad punzante, quemante y cruel de las colonias populares de las invasiones y de los amontonaderos que rodean  las zonas VIP. El 28 de noviembre a las cinco de la tarde se dará a conocer el pliego ejidal de URGENCIA en las instalaciones de la UABCS de Los Cabos. No será un documento estridente ni grosero, pero si muy doloroso concluyó.

Boletín Ejidal