BRIGADAS DE CONTROL LARVARIO DE SSA INTENSIFICAN LABORES TRAS LLUVIAS REGISTRADAS EN BCS

Ante las lluvias registradas en las últimas semanas, se ha fortalecido este trabajo enfocado en evitar la reproducción del mosco transmisor del dengue, zika y chikungunya

Las brigadas trabajan en zonas poblacionales donde las ovitrampas evidencia mayor actividad reproductiva del mosco

Ante las lluvias que durante las últimas semanas se han presentado en el sur del estado, la Secretaría de Salud de BCS ha intensificado el trabajo de sus  brigadas de control larvario en aquellas colonias y asentamientos poblacionales que –de acuerdo a las ovitrampas- registran mayor presencia de huevos y larvas del mosco transmisor del dengue, zika y chikungunya.

Así lo indicó el secretario del ramo en la entidad, Víctor George Flores al señalar que la institución a su cargo, a través del Departamento de Vectores, ha instalado cuatro mil 600 ovitrampas en los principales centros poblacionales del estado, que son dispositivos sencillos que permiten a las autoridades de salud cuantificar la reproducción del aedes aegypti que es el zancudo que transmite esas enfermedades.

Al identificar las colonias o comunidades que presentan mayores registros de huevos o larvas de ese insecto, las brigadas de la Secretaría de Salud realizan visitas domiciliarias para aplicar larvicidas orgánicos en contenedores de agua donde pudiera incubarse el mosco, y en su caso vaciar o voltear objetos que al poseer líquido encharcado faciliten la reproducción del zancudo, apuntó el secretario del ramo.

George Flores señaló que ya en algunos puntos de la ciudad se ha realizado una fumigación preventiva, pero enfatizó que al momento sigue priorizándose el llamado a la ciudadanía para aplicar en su domicilio la estrategia “lava, tapa, voltea y tira” que es fundamental para evitar la presencia del mosco y con ello inhibir los casos por dengue, zika y chikungunya.

La temporada de huracanes –y por tanto de potenciales lluvias- se extiende hasta el 15 de noviembre, por lo que resaltó la importancia de hacer un uso eficiente de los recursos destinados para fumigaciones subrayó el funcionario estatal.

Por su parte la jefa del Departamento de Vectores de la Secretaría de Salud, Amparo García Quiroz explicó que si bien la fumigación ataca al mosco adulto, más importante es terminar con los huevos y larvas porque así se evita de origen la presencia del insecto, de ahí que la institución sea insistente en el llamado a la población para que eviten criaderos de moscos y acumulo de agua en diversos recipientes en su domicilio.

García Quiroz confirmó que en las visitas domiciliarias hechas por las brigadas de vectores de la Secretaría de Salud de BCS se sigue distribuyendo abate, pero aclaró que se trata del último abasto de la sustancia, ya que la institución ha comenzado a sustituir su uso por otra larvicida más efectivo y con presentación de tabletas denominado spinosad, que también se aplica en los contenedores de agua.

Puntualizó que la institución optó por utilizar ese larvicida no solo por ser orgánicos, sino por su mayor utilidad, ya que cada tableta de spinosad está diseñada para desprender sus componentes con el movimiento mismo del agua y con ello logra una utilidad promedio de dos meses, por lo que se considera que su provecho es mayor al otras sustancias usadas con anterioridad.