Argucias Choyeras Por Cristina Medina

921

“Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada”.

Nelson Mandela

Cita un dicho: “lo que mal empieza, mal acaba” y es lo que está ocurriendo con el Observatorio Ciudadano Integral de Los Cabos, A.C. quien, de entrada se ha “ofertado” como una especie de élite inquebrantable, capaz de analizar desde un punto vista técnico las acciones de Gobierno, en el marco de los cuadrantes que la NOM a la que se apegan.

Lejos de poder establecer lazos para con la sociedad, desde su conformación emitieron siempre mensajes hasta cierto punto desdeñosos sobre el “ciudadano común”, como si la única voz autorizada, para evaluar y o señalar fueran sus integrantes.

También no se puede pasar por alto una realidad, no han hecho suyos los señalamientos y/o problemas sociales que Los Cabos vive.

Jamás establecieron una estrategia de comunicación que los “hiciera ver” no tan cercanos al gobierno municipal y sí alejados de la gente.

Pero sobre todo, las “buenas intenciones” del OCI no significan la realidad de quienes lo conforman; hay sus excepciones y que realmente buscan trabajar acorde al proyecto, pero algunos buscan “notoriedad” y otros representan tras bambalinas los intereses de las empresas para las cuales trabajan.

Finalmente, como los novios que a primera vista se gustan y después de la “amorosa” etapa de conocerse; terminan por “romper”, así ha ocurrido con el XII Ayuntamiento de Los Cabos.

En documento signado por el Secretario General, Luis Alberto González Rivera, se detalla precisamente una realidad, 10 meses, más menos, en donde funcionarios de la actual administración desfilaron y plantearon planes de trabajo, necesidades; vaya “desnudaron” sus respectivas áreas –por horas, donde también se daban cita representantes de medios de comunicación- en un intento de a su vez obtener la “asesoría” para mejorar el trabajo para con la población.

14303884_10155234596688696_758844891_o

Esta relación de igual forma desde el inicio se percibió “viciada”, pues hay que recordar cómo sin tener un parámetro aún, se anunció con bombo y platillo que habrían evaluado a funcionarios y quizás ahí empezó la “bolita de nieve a crecer”; dejando aún más al OCI expuesto y carente de credibilidad.

El “truene”, se lo atribuyen al Secretario General del Ayuntamiento, esto a raíz de un “desacuerdo” con el Regidor Jesús Flores Romero, quien dicho sea de paso le ha “sacado jugo” a este tema (no podemos dejar de lado que varios de los que conforman el OCI están plenamente identificados con el PRI) pues ha quedado “en medio de”.

En política, recuerdo esos discursos del “Güerito de Santiago”, la forma es fondo; en este caso, el OCI olvidó ese punto, permitió a su vez que se le diera tintes precisamente políticos a la situación y derivó en lo que se diera a conocer mediante escrito; la “ruptura” y no más desfile de funcionarios para ser “observados”.

Quizás los términos del documento pudieran parecer “fuertes”, pero algo que se destaca en el proceder del Secretario General, es que operó como debía: ser el “malo” protegiendo al Alcalde. Porque también ponerse a las “patadas” con quienes conforman el OCI (a sabiendas de que atrás de todo está un panista también, Carlos Gadsden) no le sacó la vuelta y actúo conforme a lo que le fue ordenado y eso, es algo que desde hace mucho tiempo en Los Cabos no se veía, porque siempre han estado buscando “proyectarse” para lo que sigue, los que han ocupado ese lugar.

Por su parte, el Regidor Jesús Flores Romero en asuntos generales dentro de la pasada sesión ordinaria exhibió el tema: “La pasada sesión una vez más se retiró un Punto de Acuerdo motivado por circunstancias enmarcadas en una convocatoria a una reunión donde nos citan y hacen saber estaríamos todos los Ediles con la Directiva del Observatorio Ciudadano Integral de Los Cabos, A.C. para escuchar lo relativo a los lineamientos y requerimientos de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 18091-2014. Reunión esta que fue suspendida. El día de ayer poco después de las 2 de la tarde se recibió en oficialía de partes del H. Cabildo y se me entregó copia de un documento dirigido al Ing. Elías Gutiérrez Osuna fechado desde el 17 de agosto de este mismo año, firmado por el Secretario General Municipal, donde a grandes rasgos señala que ha sido instruido por el ejecutivo municipal dar por terminada la relación con la asociación civil que él representa. En el texto da como principal motivo del rompimiento, el que se ha observado que han sido más los señalamientos, que las propuestas realizadas a los servidores públicos municipales, lo que ha debilitado resultados a la fecha. Quisiera dejar en este órgano colegiado la solicitud para que se privilegie lo que a la sociedad y la población le beneficia, va de nuevo el recordatorio respetuoso a los compañeros Ediles que el Plan de Desarrollo Municipal que aquí por mayoría aprobaron…”.

14328961_10155234742783696_1582832560_n

El propio Alcalde en entrevista directo indicó: “fuimos los impulsores de este observatorio, sin embargo llevamos prácticamente 10 meses, horas hombre, funcionarios, informando permanentemente, abriendo nuestro gobierno y es tiempo de que hagamos un alto y que ahora el OCI en una futura reunión que tengamos con ellos, nos haga llegar los planteamientos técnicos y las propuestas por dependencia que fueron a informar, para ver el resultado de ese trabajo de coordinación”.

En torno a la cancelación de la reunión con Gadsden; descartó que hubiera enojo por parte de la Administración “no tiene por qué haber enojo, al contrario, somos un ente público que estamos bajo el escrutinio no solamente de un organismo”; remarcó que es “muy mala la percepción y han querido vender muy mala idea de la situación o la relación con el OCI, más bien debe ser una situación de coordinación, de respeto mutuo, entre un organismo que quiere aportarle al Ayuntamiento y que nosotros ahora estamos en la espera de esa aportación”.

La relación no está finiquitada, serán las y los funcionarios quienes dejarán de asistir a la “pasarela”; pero quizás es tiempo de que las y los integrantes del OCI también deberían replantear un giro a su “estrategia”, no hacer menos al resto de la población, una mayoría que quizás ni saben de su existencia, mucho menos los intereses que realmente persiguen.

REFUEGO

Tediosas las Sesiones de Cabildo, a los integrantes de la “planchaduría” (esos que aprueban todo por mayoría sin analizar a fondo las propuestas) les deberían dar con anticipación los documentos que leerán porque solo demuestran que ni siquiera tuvieron injerencia en su redacción (que aparte es preciso destacar la falta de argumento y lógica en esos posicionamientos) o bien, les urge un taller express de lectura…y el Regidor “humanista”, como que se pasa demasiado al ponerse de “tapete”, es lo único que sabe decir…y de la auditoría forense a la pasada administración municipal, ni sus luces, pensar que fue uno de sus principales puntos en campaña…un año del gobierno de Mendoza, insisten en querer plantear un escenario que el resto de la sociedad no percibe, la violencia en las calles cada día es peor y nadie sabe cuándo frenarán esas situaciones que desgraciadamente se empiezan a ver ya no solo en La Paz, sino en el resto de los municipios…Newton descalabró a Mulegé y hay serios problemas con la dotación de agua potable…