Al buen entendedor ¨Siembra vientos y cosecharás tempestades¨

Por Gastón Montaño.

Con frecuencia escuchamos dichos muy populares, aquellos que nacimos antes de los 90s, oíamos repetir a diario esta clase de consejos de la boca de nuestros padres y abuelos, que a falta de doctorados y títulos nobiliarios nos enseñaban y educaban en la vida a base de dichos y vivencias, algunos incluso retomados de textos bíblicos, como el que reza ¨Siembra vientos y cosecharás tempestades¨.

El proceso electoral dio inicio de manera local hace apenas doce días y ya se empiezan a sentir efectos que enrarecen el clima democrático, intensificando los vientos de huracán desde diferentes fuerzas políticas, dejando como victimas de actos vandálicos al Partido Acción Nacional, Verde Ecologista de México y al Partido del Trabajo, con daños a la propaganda política, conatos de incendio, disputa de espacios publicitarios y hasta el sacrificio de animales de crianza.

Estamos en espera de las denuncias correspondientes de parte de los afectados ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales FEPADE-PGR y que la misma actué de manera rápida y expedita, cual su mandato lo exige, investigando, esclareciendo y castigando a los responsables en un animo de apaciguar el ambiente político, siendo la violencia un factor extra al desanimo y apatía del ciudadano por participar de la fiesta democrática a la cual deberíamos asistir todos por derecho y obligación ciudadana.

La FEPADE fue creada al interior de la Procuraduría General de la República precisamente un 10 de Mayo de 1996, según decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación y hoy a 22 años de su fundación es de vital importancia su participación en los procesos electorales, ya sean federales y locales ya que cabe mencionar, dentro de sus facultades, una de ellas es la de establecer mecanismos de cooperación entre la federación, las entidades federativas y sus municipios para la correcta aplicación de las normas aplicables y políticas institucionales que determine la institución.

Según datos de la consultora Etellekt, actualizados al mes de Mayo de este año, se han registrado más de 305 agresiones directas contra aspirantes a cargos de elección popular y políticos en funciones, resultando sin vida 91 de ellos desde el inicio del proceso electoral en Septiembre de 2017 a Mayo de 2018. Cifras que deberían de preocupar y ocupar a las autoridades locales y federales para poner un alto a tiempo a esta aberrante estadística que amenaza en sus primeras expresiones a nuestra endeble paz social que hoy vivimos y que todos, empezando por el ejecutivo estatal, debemos condenar.