4T LE QUEDA A DEBER A BAJA CALIFORNIA SUR, QUE RESUELVAN LOS APAGONES.

Insostenible para las familias sudcalifornianas y para el empresariado los apagones que continúan registrándose en la media península. La 4T está obligada a atender y a RESOLVER el grave problema, declaró la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros.

A casi 2 semanas de estarse registrando apagones, las voces de denuncia se multiplican ante la afectación económica que estos representan. Al respecto, la legisladora federal destacó las condiciones históricas de la prestación del servicio de energía eléctrica en BCS, siendo el Estado que paga la luz más cara del país.

“El discurso de austeridad ya no les alcanza para justificar tantas absurdas ocurrencias. Mientras al estado de Tabasco el Gobierno Federal le condona una deuda por 11 mil millones de pesos, a Baja California Sur le niega la tarifa 1F que es menos costosa y que se aplica en varios estados con idénticas temperaturas. Por si esto fuera poco, ahora nos quedamos sin energía en diversos periodos”, señaló Saldaña Cisneros.

Organizaciones empresariales de La Paz y Los Cabos han cuestionado no solamente los apagones, sino la falta de estrategia para evitar que estos se prolonguen. Ambos municipios concentran el 85 por ciento de la población total de la entidad, siendo estos donde las quejas e inconformidades se multiplican porque las variaciones de electricidad dañan de manera irreversible desde aires acondicionados hasta electrodomésticos de los hogares, aunado a la descomposición de los alimentos por falta de refrigeración.

“Desde el Senado estoy obligada a canalizar todas estas quejas de lo que se vive hoy día en Baja California Sur y no ceder ante el Gobierno Federal, la CFE, la CENACE y cualquier otra dependencia para que RESUELVAN. Del discurso de austeridad en campaña, pasamos a esta que es nuestra realidad con la luz más cara de todo el país, con cortes en el suministro y la cancelación del cable submarino que había sido gestionado y aprobado desde hace 2 años”, sostuvo.

En marzo de este 2019 el CENACE emitió una solicitud para la compra de potencia y energía eléctrica, a fin de cubrir la demanda en Baja California Sur en lo correspondiente a los meses de mayo hasta septiembre que es la temporada de mayor consumo. Dicha solicitud no se atendió debido a las políticas de austeridad ordenadas e implementadas desde la Presidencia de la República. Se recrudece la situación luego de que se conociera a través de declaraciones a la prensa emitidas por el Delegado en la entidad, sobre la cancelación del cable submarino. Un proyecto gestionado por el actual Gobernador con una inversión que había sido aprobada por mil millones de pesos, programada para ser licitada a finales de este 2019 y que representaría para la entidad vencer el aislamiento histórico en el suministro de energía.